Se perderán 2.8 millones de empleos en el campo mexicano por Covid-19

No hay que desestimar las cifras que hace unos días dio a conocer el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) a través de su presidente Bosco de la Vega Valladolid, en el sentido de que la Pandemia del Covid-19, entre otras secuelas, provocaría una pérdida de hasta 20% de los empleos que se generan en el campo mexicano, es decir estamos hablando de 2.8 millones de empleos, considerando que el sector agropecuario nacional genera 14 millones.

Por Rodolfo Valadez

Junio 1, 2020. El dato es muy importante, en virtud de que la economía del país, en los últimos años, ha sido sostenida en buena parte por el crecimiento del sector agropecuario, que incluso registra superávit cuyo monto representa un incremento de 44.2% a tasa anual, según lo ha reportado la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Evidentemente la aparición del virus SARS-Cov-2, ha deteriorado innumerables planes de crecimiento y desarrollo, lo que provocó que en el seno del CNA, se hayan revisado las estimaciones de crecimiento del sector y pasen de 4.5 a 2% para el 2020, en el mejor de los casos.

Y más aún, la Pandemia del Covid-19 y la incertidumbre sobre lo que pasará, afectó severamente la confianza del consumidor, precisamente datos obtenidos por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) a través de la Encuesta Telefónica sobre Confianza del Consumidor (ETCO), señalan que en abril pasado, se registró un descenso de 13.28 puntos en su comparación anual, y se ubicó en las 32.20 unidades, de tal manera que el Indice de Confianza al Consumidor tiene su peor caída desde que tiene registro, es decir, desde 2001.

Por otra parte,  no hay que pasar por alto otro factor que actualmente agrava la situación del campo mexicano, y tiene que ver con la pérdida temporalmente de los principales consumidores de alimento como lo son los hoteles y restaurantes, generando complicación en el desplazamiento de los alimentos y a su vez provocando recortes en las plantas laborales ante la caída en las ventas.

Otro dato que abona a la incertidumbre que se tiene en el sector agroalimentario y en especial en la iniciativa privada, es la falta de sensibilidad que ha mostrado el Gobierno federal ante las propuestas de los agroempresarios que conforman el CNA. El propio Bosco de la vega ha manifestado en varios foros virtuales en los que se ha presentado, que ya han buscado por todos los frentes posibles tratar de convencer a las autoridades de la 4T, la necesidad de aplicar incentivos que promuevan el desarrollo del agro mexicano. El CNA a través de su presidente ha dicho que las empresas del sector privado requieren apoyo al igual que los productores del sector social, pero se añade a la explicación, que las empresas son las que realmente generan los empleos y la riqueza en las zonas rurales del país.

Así el panorama en el campo mexicano.

Email: rodolfovaladez@gmail.com